Fundación Española para el Fomento de la Investigación de la Esclerosis Lateral Amiotrófica.

Un ensayo clínico es toda evaluación experimental y prometedor de una sustancia o medicamento nuevo a través de su aplicación a seres humanos

Un ensayo clínico serio se realiza solo cuando hay razones seguras que el tratamiento va a ser beneficioso para el paciente.
Sus fines son:

  1. Efectos farmacodinámicos o recoger datos sobre absorción, distribución, metabolismo y excreción en el organismo humano.
  2. Establecer su eficacia para una indicación terapéutica, profiláctica o diagnóstica determinada.
  3. Conocer el perfil de sus reacciones adversas y establecer su seguridad.

Antes de su posible aprobación, un fármaco debe ser probado en seres humanos, a través de una metodología que distingue tres fases, considerando el estudio y seguimiento de un fármaco después de su comercialización como una cuarta fase.
La distribución de los Ensayos Clínicos según sus objetivos es la siguiente:

  • Fase I -  Representa la primera administración en humanos, generalmente en pequeño número, que rara vez es mayor de 100. Para esta fase, la administración se realiza generalmente en adultos jóvenes sanos de sexo masculino, con el fin de detectar posibles signos incipientes de toxicidad, lo que permitiría determinar luego el rango seguro de dosificación. Los aspectos farmacocinéticos se suelen medir también, aunque su estudio no es el objetivo principal de esta fase.

  • Fase II - Si la comprobación preliminar de seguridad en la fase I ha sido satisfactoria, se pasa a esta fase, la cual involucra la administración del fármaco a individuos que presentan la enfermedad para la que se ha concebido su empleo. Este grupo de pacientes debe ser relativamente homogéneo en sus características basales (presentar solo la enfermedad en cuestión) y no se suelen incluir más de 100 a 200 individuos. Se dividen en dos grupos, donde se comparan entre si, el primer grupo (grupo control) usa los mejores medicamentos disponibles para el tratamiento de la enfermedad implicada y si tales fármacos no existen, la comparación sería con un grupo placebo, y el segundo con los fármacos en estudio.

    La finalidad de la fase II es la de establecer mediciones preliminares de la relación eficacia terapéutica/toxicidad (ventana terapéutica), así como establecer la dosis óptima o sus límites de variación en la condición a tratar.

  • Fase III - Si se obtiene razonable evidencia de las fases I y II, comienzan los estudios de fase III, que pueden involucrar múltiples médicos tratando cientos o incluso miles de pacientes. Aparte de verificar la eficacia del medicamento, se busca determinar manifestaciones de toxicidad previamente no detectadas. En esta fase se obtiene una mejor perspectiva de la relación entre seguridad y eficacia, parámetros que han de cuantificarse en el contexto del desorden que se pretenda tratar.

  • Fase IV - También conocidos como estudios de farmacovigilancia consisten en el seguimiento del fármaco después de que ha sido comercializado. Se busca básicamente la detección de toxicidad previamente insospechada, así como de la evaluación de la eficacia a largo plazo. En la fase IV se pueden detectar reacciones adversas raras, mientras que en las fases previas es excepcional el descubrimiento de aquéllas con frecuencia menor a 1/1000. En esta fase también se pueden valorar aspectos nuevos o desconocidos del fármaco que no se hayan probado en las fases anteriores, de tal forma que es posible encontrar aplicaciones potenciales no previstas inicialmente.

 


A Phase 3, Multi-National, Double-Blind, Randomized, Placebo-Controlled, Stratified, Parallel Group, Study to Evaluate the Safety, Tolerability and Efficacy of Tirasemtiv in Patients with Amyotrophic Lateral Sclerosis (ALS)

Hospital San Rafael. Madrid
I.P. Español: Dr. Jesús Mora Pardina. 2016 - 2017
Patrocinador: Laboratorio Cytokinetics, Inc.
Apoyado parcialmente por FUNDELA
 

 

NOTA SOBRE EL ENSAYO CLINICO CON TIRASEMTIV EN PACIENTES CON E.L.A.

La empresa farmacéutica americana Cytokinetics anunció el pasado 21 de noviembre en una nota de prensa los resultados negativos del ensayo clínico Vitality-ALS con su fármaco tirasemtiv. El ensayo, una fase III multinacional en pacientes con ELA, no consiguió demostrar de forma significativa un efecto beneficioso del fármaco sobre deterioro de la capacidad respiratoria y de otras funciones neuromusculares durante el periodo de tratamiento de 48 semanas. Aunque no se produjo ningún efecto secundario importante, si los hubo frecuentemente menores que hicieron que un número significativo de pacientes no tolerara el fármaco a las dosis propuestas y tuvieran que retirarse del estudio. Sí que se evidenció que los pacientes que toman tirasemtiv, en cualquiera de las dosis toleradas, tienen un deterioro menor en la capacidad respiratoria que los que han tomado placebo, siendo mayor la diferencia en los pacientes que han tolerado las dosis más altas. Esta mejoría no alcanzó a tener significación estadística suficiente en el conjunto del estudio. El ensayo Vitality-ALS ha sido el último ensayo multinacional en fase III realizado en pacientes con ELA en el mundo. Un ensayo aleatorizado, doble ciego controlado por placebo (ensayo en fase III que determina la eficacia y seguridad de un fármaco), en el que han participado unos 600 pacientes de Europa occidental y Norteamérica. En España, 30 pacientes han participado en el ensayo realizado, en el Hospital San Rafael de Madrid. Al terminar el estudio todos los pacientes pasaron a tomar el fármaco de forma abierta primero hasta saberse los resultados del ensayo doble ciego y ahora hasta que se determine cuales son los pasos a seguir en una reunión de los investigadores en el proximo Symposium Internacional de ELA que se celebra en Boston del 5 al 9 de diciembre después de presentar y discutir en detalle los resultados del estudio. El fármaco ensayado, tirasemtiv, es un activador de la troponina, proteína muscular clave en el proceso de la contractibilidad muscular. Estudios preclínicos con animales, y ensayos clínicos previos en fases iniciales sí mostraron que el fármaco aumenta la contractibilidad muscular mejorando su eficacia. Sin embargo, la presencia de efectos secundarios en bastantes pacientes al llegar a dosis más altas que terapéuticamente podrían ser eficaces y obligarles a retirarse del estudio ha limitado su eficacia y probablemente los resultados del estudio. Es por ello que la compañía farmacéutica ha desarrollado ya otro compuesto de la misma familia de activadores de la contracción muscular, de mayor potencia que el tirasemtiv y sin sus efectos secundarios (el CK-2127107), cuya seguridad ya está siendo estudiada en ensayos fase II en centros americanos. Confiamos plenamente en que podremos ensayar la eficacia de este nuevo fármaco en España en un ensayo fase III en cuanto este sea factible. Jesus S. Mora Pardina Director Unidad de ELA Hospital San Rafael, Madrid 

Cómo colaborar

Con tu ayuda podremos seguir luchando contra la ELA y mejorando la calidad de vida de los afectados y de sus familias.

Publicaciones

...

Arte en beneficio de todos - Catálogo de precios

Si usted está interesado en la compra de alguna obra, rogamos que contacte con nosotros

...

ELA, una enfermedad tratable

Este es el primer tratado español que aborda la nosología de la Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA) en su totalidad. En sus capítulos el lector podrá encontrar cumplida respuesta a las cuestiones que surgen en la práctica clínica de esta trágica enfermed